La vida en sociedad depende de los principios y valores morales, también de los derechos individuales. Todo inicia en la familia. La base de la sociedad es la familia porque desempeña un papel muy importante, sino crítico, en la formación de la autoestima de los niños. Los niños que reciben un trato adecuado, reacciones positivas de sus padres, aprenden a apreciarse y a valorarse, ellos crecerán con una autoestima correcta. Sus padres y familiares son un modelo, y una guía que los hará sentir seguridad de sí mismos. La familia es muy importante en el éxito o fracaso de la sociedad. Una sociedad dividida es reflejo de familias divididas, porque es ahí donde se inculcan los valores y principios morales, o también, al contrario, donde se enseñan las malas conductas, las malas acciones. Si en la familia prevalece el respeto, la honestidad, el amor, el hábito al trabajo y a la limpieza, la sociedad se proyecta próspera y unida. Por eso la familia es la unidad básica de la sociedad, porque es su elemento natural y fundamental.

La prosperidad de una sociedad depende de muchos factores, el principal es la familia y es allí donde los padres deben dar un ejemplo digno de seguir, si a los jóvenes les enseñamos a tener una misión y una visión personal que les permita poder desarrollarse como personas de bien y ser productivas tendremos jóvenes con un buen futuro, que a largo plazo nos hará una mejor sociedad. Según un estudio realizado por la universidad de Stanford sobre el sedentarismo, el 81% de los adolescentes no se mantienen activos, es decir no hacen nada, y llega el punto donde lo único que hacen es no hacer nada, esto indica que tenemos un alto índice de jóvenes que no son productivos para la sociedad. Como otro de los factores más importantes en una sociedad es la cultura. ¿Tenemos expresiones culturales en Masagua? No, no las tenemos, salvo algunos casos potenciales. Nuestra niñez, adolescencia y juventud, necesitan que exista un programa que promueva su participación como pieza clave en la construcción del patrimonio cultural de Masagua. El fortalecimiento del bienestar y de las libertades a que aspiramos por medio del desarrollo no puede sino incluir el enriquecimiento de las vidas humanas a través de la literatura, la música, las bellas artes y otras formas de expresión y practica culturales que tenemos razón en valorar. El éxito de la vida social depende en gran medida de lo que la persona hace espontáneamente por los demás. Si nosotros nos preocupamos por hacer el bien y no ver a quien, tendremos una sociedad unida, y es lo que necesitamos para que Masagua sea un municipio desarrollado.

Dividirnos es abrirle la puerta a la desgracia, en Guatemala lloran ríos esta suerte. Hay cambio esperando por nosotros y este cambio solo empieza si vos cambias, yo quiero cambiar para cambiar lo que no quiero y no quedarme a esperar que empiecen otros.                                                                                                                                                          Ricardo Arjona

 

Por José Carlos Posadas.