Recomendaciones para proteger a nuestros hijos de personas que quieran dañar su integridad.

                                                                             Por César Ortiz Anderson

Hacemos llegar las siguientes recomendaciones, orientadas a proteger a nuestros escolares de personas que quieran dañar su integridad física o psicológica.

Consejos de seguridad para los padres

– Si el niño está en primaria, registre a la persona responsable de recogerlo del colegio.

– Converse con su hijo a los riesgos a los que están sujetos; la información es importante.

– Organícese entre varios padres por turnos durante la semana para llevar a sus hijos al colegio, variando inopinadamente el turno y rutas.

– Converse con sus hijos para que tengan una actitud de reserva respecto a información familiar (negocios, viajes, asuntos de dinero). Igualmente que rechacen subir a automóviles de extraños, así como acompañar a personas desconocidas.

– Si sus hijos se movilizan por su cuenta, recomiéndeles hacerlo en grupo de mínimo 3 personas y de preferencia acompañado con algún adulto.

– Oriente a su hijo en no brindar ningún tipo de información a desconocidos.

– Es importante reevaluar sus sistemas, equipos y servicios de seguridad.

– No traslade el 100% de su seguridad a terceros, es importante estar involucrado en su propia seguridad sobre todo en la de sus menores hijos.

– Recomendamos empadronar al servicio doméstico, así como al vigilante de su cuadra.

– Aconsejamos el uso de alguna palabra clave familiar para utilizarla en caso de emergencia.

– Si es víctima de algún delito realice la denuncia de inmediato a alguna institución de seguridad pública.

Consejos si contrata a un bus o movilidad escolar

– Si opta por una movilidad escolar, consulte con otros padres de familia por una movilidad confiable. Solicite al conductor sus antecedentes laborales, licencia de conducir.
– Exija que la movilidad cuente con implementos de seguridad, tales como extintor y botiquín.

– Que su hijo espere la movilidad escolar dentro del domicilio y no en la vía pública.

LOS CONDUCTORES DE MOVILIDAD ESCOLAR DEBEN:

– Recoger al escolar dentro de su casa y no en la vía pública.

– Ser chóferes de experiencia en este tipo de transporte.

– Conocer las rutas y los centros de emergencia, comisarías y centros de salud.

– Contar con equipos de comunicación y números de emergencia.

– No retirarse hasta que el alumno ingrese a su domicilio.

– Mantener el tanque de gasolina abastecido, evitando reabastecerlo con los niños dentro.

– Mantener el vehículo en perfectas condiciones mecánicas.

– Hacer un análisis de riesgo en la zona a recorrer (comisaría local, posta de salud, puesto de auxilio, cambios que se presenten en la zona).

– Evitar bajar del vehículo en el momento de recoger al escolar, ya que esto quitaría capacidad de reacción en caso de una emergencia.

– Al llegar o salir del colegio y en el trayecto, estar atento a su entorno (personas o vehículos extraños sin placas o con lunas polarizadas).

– Si cree que es víctima de seguimiento, trate de anotar placa y características del vehículo y de sus ocupantes. Denuncie el hecho.

– Mantener reserva sobre las personas que lleva en su movilidad.

– Si está conduciendo y encuentra obstáculos en su recorrido, no baje del vehículo, procure evitarlos.

– Tener siempre dos rutas alternativas de recorrido, variándolas en forma inopinada.

– Si su vehículo es chocado levemente por detrás, no baje inmediatamente; observe la reacción y actitud de los que chocaron su vehículo, y esté precavido para salir con rapidez.

– Mantenga una distancia prudente de dos metros entre su movilidad y el vehículo de adelante.

– Si se encuentra en pleno proceso de secuestro, no lo enfrente con violencia ya que su vida y la del resto de niños estará en riesgo.

– Instruya a los escolares para responder ante una crisis de seguridad.

– Si sufrimos una crisis de seguridad, es importante, tomar nota de características de personas y vehículos para la investigación de la fuerza de seguridad pública.

– Muy importante: llevar un celular, y tener a mano los números de la Policía y de los padres de los niños que transporta.

Consejos de seguridad para el centro educativo

– Establecer una red de comunicación con los alumnos, los padres de familia y autoridades de seguridad, en caso de presentarse una crisis de seguridad.

– Contar con un profesional responsable de la seguridad integral del centro educativo.

– Tener conocimiento claro de los alcances y limitaciones en las actividades relacionadas con la seguridad.

– Dedicar especial atención a los vehículos sospechosos que se encuentren rondando el colegio.

– Levantar un mapa de situación geográfica del colegio y alrededores.

– Todo visitante que ingrese a un centro educativo debe estar registrado y pasar por un control, llevando luego su fotochek.

– Recomiendo empadronar a los vendedores y demás personas informales que brindan algún servicio en los alrededores del colegio, todo aliado es útil en seguridad.

– Debe existir mecanismos estables entre la comunidad educativa y las instituciones de seguridad pública y privada.

– Se debe promover charlas de seguridad preventiva entre los padres de familia., con la finalidad de fortalecer y potenciar la capacidad en seguridad preventiva.

– Realizar como mínimo dos simulacros de incendio y sismo al año.

– Debe contar con los elementos, sistemas y equipos de seguridad preventiva necesarios, tales como circuitos cerrados en zonas sensibles, y marco de detectores de metales en los ingresos del centro educativo.

Consejos de seguridad para las autoridades

– Revisión de las estructuras educativas.

– Iniciar campañas de tránsito para salvaguardar la vida de los escolares al cruzar las calles o al subir a una unidad de transporte público.

– Realizar operativos inopinados para detectar la venta de sustancias nocivas y drogas cerca de las escuelas.

– Apoyar con personal policial y sereno la entrada y salida de escolares.

– Insistimos que toda movilidad escolar beberá ser pintada del color que manda la ley del país (si no hay ningún color obligatorio, se recomienda color amarillo con letras negras), y debe estar claramente mostrado su carácter de “vehículo escolar”.

«Para enfrentar los fenómenos delictivos y de violencia, hay que ser solidarios como comunidad, y asumir una cultura de prevención de acuerdo a nuestros riesgos como una norma de vida»