La capacidad de la persona para comunicarse puede significar la diferencia entre el éxito y el fracaso en todos los aspectos de la vida. Te habrás dado cuenta de que las personas que conoces que tienen éxito en lo que emprenden, por lo general tienen una gran capacidad para comunicarse; los que no tienen éxito, no la tienen.

La comunicación no es sólo una manera de progresar en la vida, es el corazón de la vida. Es, con una diferencia de miles por ciento, el factor principal para comprender la vida y vivirla con éxito.

Instintivamente reverenciamos al gran artista, al pintor o al músico; y la sociedad en general no los considera como seres ordinarios, y no lo son. Pero comprender y usar con destreza la comunicación no es algo que esté reservado sólo para el artista; es algo que está disponible para cualquiera.

Al examinar el tema completo de la comunicación, si se mira con atención, es posible descubrir que alrededor de uno hay pocas personas que en verdad se están comunicando; sin embargo hay muchas personas que creen que se comunican pero no es así.

A veces parece que es mejor no comunicarse que comunicarse, pero en realidad eso nunca es así. La comunicación es el solvente para cualquier problema humano. Antes de Scientology no había disponible una comprensión de lo que es en sí la comunicación.

Un conocimiento completo de la fórmula de la comunicación y una comprensión de cómo se puede reconocer y corregir cualquier dificultad en su aplicación, son herramientas vitales para vivir con éxito.

La comunicación es vida.

Sin ella estamos insensibles a todo.

En la medida en que podemos comunicarnos, estamos vivos.

LA COMUNICACIÓN
de El Manual de Scientology