Empieza con cierta inconformidad acumulada, con un deseo personal o social de intervenir en asuntos públicos. Pasa de ser un tema de conversación, a la convicción íntima de estar viviendo una injusticia constante y permanente, que nos parece innecesaria, sobre todo al considerar la abundancia de oportunidades y posibilidades que el país nos ofrece a todos, y que pocos acaparan, muy a pesar de los demás. Aumenta, con las décadas de gobiernos egoístas, con los resultados de cientos de políticas públicas fracasadas, con discursos demagógicos poco profundos, que se quedan en mentiras, y que en contadas ocasiones se vuelven realidades. Aumenta con el abuso de poderes militares, con la perversión de la ley, con la debilidad del Derecho. Aumenta con el retroceso en el bienestar, con la desolación de la educación, con el poco entusiasmo que provoca el futuro porque se ha ido volviendo incierto. Aumenta con el desempleo, con la violencia y la inseguridad. Empieza con la moral triste, y termina, finalmente, en una suerte de revolución, de rebelión a lo establecido, de negación a una vida pobre y sin brillos, como una lucha, o un sueño, por una vida mejor. Hoy celebramos el Día de Revolución, el día que el país se puso de acuerdo en una sola cosa: dictarle un alto al abuso del poder y soñar juntos otra Guatemala.

Resumamos: Ubico Castañeda tomó el poder el 1931. El 25 de Junio de 1944, murió María Chinchilla. El 29 de Junio se realizó la protesta más grande en la historia de Guatemala. Cien mil personas se manifestaron en contra del asesinato de Chinchilla. Le siguió un paro general que duró una semana. En el mismo mes Ubico recibió la carta de los 311, que pedía su renuncia. Ubico presentó su renuncia irrevocable el 1º de Julio de 1944. El triunvirato militar conformado por los generales Eduardo Villagrán, Buena Ventura Pineda y Federico Ponce, asumieron el poder. Ponce es nombrado Presidente el 4 Julio. El mismo día estudiantes universitarios formaron el Frente Popular Libertador FPL. El 15 de Julio, los estudiantes de la escuela normal solicitaron la desmilitarización del plantel, pero no fueron atendidos por Ponce. En la madrugada del 1º de Octubre de 1944, fue asesinado Alejandro Córdova, fundador y director del periódico El Imparcial. El 20 de Octubre fueron detenidos todos los autores materiales e intelectuales del crimen, el mismo día de la caída de Ponce del poder. Ese día se unieron militares y civiles para derrocarlo. Ponce huyó a México. Otro triunvirato conformado por un civil y dos militares se ocupó del gobierno. El civil Jorge Toriello, el mayor Francisco Javier Arana, y el capitán, Jacabo Arbenz Guzman. De inmediato derogaron los decretos de la administración anterior, y convocaron a una Asamblea Nacional Constituyente, que produjo una nueva carta magna, y con ellos se instituyó la Junta Revolucionaria del 20 de 1944, con el propósito de garantizar a los guatemaltecos un marco consitucional para llevar a Guatemala a una democracia representativa.

Este 20 de Octubre celebramos la fortaleza de espíritu de los que lucharon por una nación libre, próspera y justa. Celebramos su legado. Compartimos con aquellos próceres de la libertad, el ánimo de reconstruir la nación. Cada vez que un guatemalteco se levanta para hacer la diferencia, para defender la justicia, para servir a los demás, para construir una sociedad proactiva, sana y optimista, se honra la memoria de aquellos próceres, y se honra el espíritu de los que hoy, día a día, se esfuerzan por rescatar el país del desanimo. Hay mucho por hacer, hacerlo bien, con integridad y amor, es un acto revolucionario.

C.S.